Saltar al contenido
Mi Succionador de Clitoris

Succionadores en la Pareja

Cómo sabemos, los succionadores de clítoris están pensado y diseñados específicamente para el uso femenino: nos ayuda a descubrir nuestro cuerpo, a la vez que nos estimula de una manera que posiblemente no habíamos conocido.

succionador-pareja

Se suele pensar que es un juguete que apunta a las personas que no tienen pareja, como si fuese una especie de “sustituto”, y que una vez que consigamos novio o novia, olvidaremos el succionador para siempre.

Esto no es así: el succionador puede ser un gran aliado en las relaciones de pareja. Simplemente hay que saber de qué manera usarlo. 

A continuación, te daremos algunos consejos para que puedas sacar el máximo provecho.

 

Integración

Lo primero que vamos a aclarar es que el succionador debe ser un elemento que complemente lo que sucede en la pareja: la persona debe sentir que no es menos importante que el juguete. Por ello, siempre ten presente que se trata de un juego donde todos se deben divertir. 

“Hay que prestar especial atención al vínculo del juguete, sobretodo con los hombres”, comenta el sexólogo Leandro Ledesma. “Los varones son más susceptibles a sentirse desplazados: es por ello que los fabricantes han hecho estos juguetes sin forma fálica. Con las mujeres, la situación es mucho menos problemática.” afirma el especialista.

Así que ya sabes: si el juguete convive en armonía contigo y tu pareja, el placer estará garantizado.

 

Preliminar

Una parte muy importante del sexo son los “mal denominados juegos previos” dice el sexólogo Ledesma. “Esos juegos ya son parte del sexo: previo, implica que está anterior a algo, que en este caso es la penetración. Y hay que comenzar a pensar que no solamente se tiene sexo cuando hay penetración” concluye.

Dicho esto, es interesante pensar de qué forma podemos utilizar el succionador en la pareja en estos juegos: 

  • Se puede utilizar un lubricante para masajear manualmente el clítoris, de forma lenta y suave. Una vez preparada, pon el juguete sobre el clítoris y comienza a besar a tu pareja. Aquí son importantes dos cuestiones: la respiración, y el contacto visual. Si al besar, sientes la respiración de tu pareja y se miran fijamente, el placer estará garantizado.
  • También es posible utilizar el succionador en otras partes del cuerpo: por el efecto que provoca, es muy placentero utilizarlos en otras zonas erógenas como los pezones. ¿Te lo imaginas? ¿No? ¡Entonces pruébalo!

 

 El succionador y el sexo oral

Aunque pienses que de movida son cosas incompatibles, verás que nada más equivocado. Una forma muy interesante de estimulación es combinar ambas cosas para producir un placer inigualable.

Tips: 

  • Una vez que tu pareja esté excitada, pon el juguete en su clítoris, y a su vez, recorre con tu lengua el resto de su vulva. Todo esto producirá un placer sin igual, debido a que despierta determinadas zonas nerviosas de la red del clítoris. Aprovecha todos sus rincones. Sé generoso, y sobretodo, diviértete.
  • Utiliza también tus manos: puedes sujetar su cola fuertemente, tocarle los senos mientras lo haces, e inclusive meter uno o dos dedos en su vagina de forma lenta y delicada, y aumentar la velocidad conforme se va excitando. 

 

El succionador de clítoris y el coito

El succionador puede ser un gran aliado en este momento: se trata siempre de poder complementar ambas cosas que están sucediendo, como la penetración y la esimulación externa. 

Para comenzar, recomendamos 2 posiciones “clásicas” a la hora de incorporarlo:

  • Misionero: la doble estimulación se genera con el peso del cuerpo del hombre, ya que garantiza su correcto utilización.
  • Perrito: Con la mujer “en 4 patas” un tip muy interesante es que la mujer se coloque el succionador y lo “sostenga” entre las piernas mientra está siendo penetrada. Se los juro, no habrá nada más placentero.

 

Una vez probadas estas posiciones, pueden innovar y utilizarlo de la manera y con las posiciones que deseen.

 

IMPORTANTE

 

Como siempre aclaramos, estas son algunas sugerencias que aportamos y que pueden o no ser utilizadas: lo importante es la comunicación entre las personas que vayan a tener sexo y el consentimiento expresado entre ellas. Porque se trata de pasarla bien, y divertirse. Ahora es tu turno.